• Constructora Ormiga

Cómo evitar el ruido cuando trabajamos en casa


El trabajo en casa se ha convertido en la modalidad principal de trabajo como medida de autocuidado para contrarrestar la expansión del Covid-19. Sin embargo, lograr un equilibrio entre eficiencia laboral, familiar y el cuidado del hogar no es tarea fácil. Por eso, a continuación te presentamos unas recomendaciones para que tengas un espacio tranquilo para trabajar desde casa, evitando las interrupciones causadas por ruidos externos.


¿Cómo conseguir un lugar tranquilo para trabajar en casa?


Lo primero, concentración y relajación


Generalmente en la oficina donde casi siempre están presentes los ruidos de las charlas de los compañeros, las conversaciones telefónicas y la gente que entra y sale, el escenario algunas veces puede ser similar con los ruidos que se producen en casa: los niños viendo televisión, escuchando música o jugando, sonidos externos como los de los camiones de basura, o el de los parlantes que utilizan algunos vendedores.


Si se presentan estas circunstancias en tu hogar es importante que te concentres en las tareas a realizar y establezcas una rutina de horas en casa, en donde todos, hasta los más pequeños, puedan entender que hay un tiempo en el necesitas que se respeten tus horas de trabajo.


Busca el espacio de casa que más se ajuste a esta necesidad. Desde el dormitorio hasta el cuarto de la ropa, pueden ser buenos si dispones de la luz adecuada y se encuentran ubicados en una zona que te permita cerrar la puerta, para evitar los ruidos exteriores y obtener una mejor concentración. Si te sirve de ayuda, puedes poner música relajante o utilizar audífonos para evitar los sonidos incómodos.




Para aislar el ruido dentro de tu casa es recomendable que tengas en cuenta una serie de consideraciones. Por ejemplo: determina de dónde proviene la fuente del ruido (vecinos, exceso de tráfico, ruidos aéreos), de esta manera, podrás centrarte en aquellas áreas de la casa que necesiten más insonorización.


Insonorización y Absorción de Ruido


La insonorización consiste en la utilización de diferentes tipos de materiales para evitar que el ruido entre desde el exterior y hacia la vivienda. Este tipo de trabajo supone una doble dirección: evitar que el ruido que se produce dentro de la casa salga hacia el exterior, lo cual reduce la contaminación acústica y procurar que el ruido del exterior penetre en el interior del piso.


Por su parte la absorción del ruido, consiste en reducir el ruido que se produce dentro de un espacio. Esto es lo que se hace dentro de los auditorios, teatros y salas de conferencias.


Según datos estadísticos publicados en el periódico online de Recursos Humanos http://www.rrhhdigital.com, no contar con un buen confort acústico puede reducir los niveles de concentración hasta en un 48%, sumado también a que el ruido aumenta los niveles de estrés en un 27% y disminuye la productividad en un 12%. [1]


Consejos para obtener un lugar cómodo y menos ruidoso durante el trabajo en casa


  • Las estanterías llenas de libros o muebles sobre de una pared bloquean los ruidos procedentes de otra habitación. Colgar cuadros, telares y cortinas en las ventanas, aparte de reducir el ruido que pueda atravesarse por ellas, sirven como amortiguadores acústicos, reduciendo ecos en el espacio. Para esto también sirve el uso de sofás con cojines y mantas.


  • Si no cuentas con una habitación o espacio propio para trabajar, puedes crearlo buscando un rincón tranquilo y separándolo físicamente del resto de la estancia, con paneles acústicos, estanterías o paneles móviles.


  • Puedes insonorizar el espacio con alfombras gruesas, cortinas y tapices de tejidos consistentes como terciopelo, lino grueso o pana.


  • Si tienes vidrios con un espesor mínimo de seis milímetros y te es posible, inclúyeles doble acristalamiento.


  • En caso de que el vecino de arriba sea bullicioso, puedes instalar un techo falso que añada una cámara de aire, para minimizar el ruido.


  • Las plantas reducen algunos tipos de ruido, además de reducir el estrés, ofrecer bienestar emocional y relajación, y ser decorativas. Si vives en una casa puedes tener plantas trepadoras, como la hiedra, en el exterior de las paredes. En casi todas las ventanas se pueden poner materas con flores. Tener zonas con jardines alrededor también ayuda y es algo que puede tenerse en cuenta cuando se está buscando una casa nueva.



  • Si las puertas no llegan hasta el suelo, puedes instalar un barredor (una franja de goma que se arrastra por el suelo, cerrando el hueco que hay bajo la puerta).


  • Protege los suelos de tu hogar para mitigar buena parte de los ruidos de pisadas, de cosas que se caen, de tu mascota corriendo o de los saltos de los más pequeños. Una opción es poner alfombras gruesas, en lo posible, que amortigüen los ruidos. Los tapetes de foami en la zona de juegos de niños también son una buena alternativa.


Ante esta coyuntura que nos ha obligado a continuar con el aislamiento físico y realizar cambios en la rutina diaria, como por ejemplo, trabajar en casa, la adecuación de algún espacio de tu hogar, que te brinde tranquilidad y obstaculice los ruidos, es imprescindible para tener las mejores condiciones que te permitan llevar a cabo cualquier actividad, sin generarte estrés, posibles conflictos en tu trabajo o al interior de tu familia.


[1] http://www.rrhhdigital.com/secciones/salud-y-empresa/141521/La-importancia-del-aislamiento-sonoro-para-el-teletrabajo-el-ruido-puede-reducir-los-niveles-de-concentracion-hasta-en-un-48?target=_self

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo