• Constructora Ormiga

¿Vas a decorar tu habitación? Evita estos errores…


Muchas veces hemos soñado con el dormitorio ideal: ese lugar en el cual podamos descansar, estar en completa paz y por supuesto, relajarnos de un día agitado. Pero… hay ocasiones en las que preferimos otro espacio del hogar para relajarnos y recargar energías, debido a que nuestra habitación no nos invita a disfrutar de un momento de tranquilidad.


La decoración y la disposición de los objetos que se encuentran en el dormitorio no siempre están ubicados de la mejor manera, y en vez de generar paz, generan un espacio que no propicia el reposo, al estar colmado de cosas y sensaciones.


¿Qué errores debes evitar para que tu habitación te invite al descanso?


1. Colocar una cama muy grande: antes de elegir el tamaño hay que medir el espacio disponible en la habitación. Si vas a ubicar una cama de matrimonio en el centro del dormitorio, debe haber un espacio a cada lado de al menos 60 centímetros hasta la pared. Si no, el espacio quedará muy estrecho y la movilidad será incómoda.




2. Escoger mal el cabecero de la cama: aparte de tener un estilo acorde con el de la habitación y un tamaño apropiado para la cama y la pared, hay que tener en cuenta cuál es la función que quieres darle (apoyo o protección de la pared) para seleccionarlo. Por ejemplo, si quieres leer en la cama, lo más cómodo es elegir un cabecero tapizado.



3. Tener un escritorio: no es buena idea mezclar el espacio de trabajo con el de descanso. Tener un escritorio en la habitación puede generar estrés, al recordarte la jornada laboral. Lo mejor es tener un despacho aparte, pero si no es posible, es recomendable ubicar el escritorio en un lugar que no se vea desde la cama. En todo caso, se debe mantener bien despejado y ordenado para que sea práctico.


4. Ubicar solo un punto de luz: para iluminar correctamente la habitación no basta con ubicar una lámpara en el centro de la habitación. Hay que planear la iluminación pensando en el uso que se le va a dar a cada zona y colocar luces puntuales donde sea necesario. Por ejemplo: una buena lámpara al lado de la cama para leer.


5. Utilizar cortinas muy gruesas: a pesar de que las cortinas tengan la función de proteger la intimidad del dormitorio y evitar un calor excesivo o frenar la entrada de frío, es importante que dejen pasar la luz del día. Esto te ayudará a despertarte con más energía.


6. Elegir colores inadecuados: no solo debes pensar en combinar las paredes y las cortinas, sino todos los elementos de la habitación.


Es recomendable elegir colores suaves y sutiles que inviten a la tranquilidad, como los tonos tierra, neutros y pasteles. Evita los tonos llamativos como el rojo, el amarillo, violeta o el naranja intenso, ya que pueden alterar el descanso. Aunque el blanco es útil porque hace que las habitaciones parezcan más grandes, no se debe abusar de él, ya que da un aspecto muy frío a las estancias.


7. Ubicar alfombras de tamaño inadecuado: las alfombras aportan calidez y son útiles para cuando te levantas de la cama. No obstante, pueden generar un mal aspecto si son demasiado grandes o pequeñas para el espacio disponible.


8. Vestir mal la cama: la ropa de cama es parte de la decoración. Por ello debe combinar con el resto de elementos y tener buen aspecto. En cuanto a los cojines, aunque son muy decorativos, hay que tener en cuenta que habrá que quitarlos y ponerlos todos los días, por lo que es recomendable no tener demasiados.


9. Llenar la habitación de aparatos electrónicos: tener la televisión en el dormitorio puede ser cómodo, aunque verla antes de dormir dificulta el descanso adecuado. Lo mismo ocurre con el teléfono, que adicionalmente puede sonar en mitad de la noche. Además de la emisión de ondas electromagnéticas, estos elementos saturan el espacio.


Procura que los cables queden bien ubicados o camuflados entre canaletas. Si quedan sueltos, tu habitación no se verá estética y podrían ser la causa de tropiezos.


10. Ubicar pinturas y objetos que saturen: invadir el dormitorio con fotografías, espejos y pintura de colores llamativos, es uno de los errores más comunes que impiden un adecuado descanso. Si sientes que necesitas un darle un poco más de vida al dormitorio, puedes empapelar solo una de las paredes o pintarla en un tono contrastante. Decorar está bien, solo evita los excesos.



Evita caer en estos errores al momento de realizar la decoración de tu dormitorio. Recuerda que es el lugar es donde descansas, te relajas, duermes y recargas energías para asumir tu vida diaria con buena actitud y disposición. Por ello, debe ser un lugar acogedor que te invite a reposar y desconectarte para que puedas afrontar tus días con más energía y claridad mental.

36 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle