• Constructora Ormiga

Haz de tu hogar un espacio sostenible


En los últimos años la conciencia sobre la protección del medio ambiente ha ido en aumento y muchas personas en el mundo han adquirido estilos de vida sustentables que benefician al planeta. Tener una vida sostenible y hacer de tu hogar un espacio amigable con la Tierra no es tan complicado.


A continuación, te presentamos algunos consejos para que en tu hogar puedas implementar prácticas amigables con el planeta y ahorrar en el consumo de algunos servicios públicos.


1. Maximiza la luz natural través de claraboyas, puertas y ventanas amplias


La luz natural permite embellecer los espacios, dar vitalidad y ahorrar energía. Para lograr un ambiente cálido, acogedor y ecológico, es muy importante aprovechar al máximo la luz natural.


Las puertas y ventanas amplias dejan entrar una mayor cantidad de luz. Un detalle para tener en cuenta es la elección de las cortinas. Es conveniente optar por telas finas o materiales translucidos para maximizar la luz.


Las claraboyas son ideales a la hora de iluminar los espacios interiores con luz natural.


Otra opción a tener en cuenta es instalar puertas corredizas, que permitan delimitar espacios contiguos, con la posibilidad de unirlos entre sí, dejándolas abiertas para que fluya la luz cuando se necesite. Las puertas de cristal permiten la vinculación de todos los espacios de la casa y aprovechan la luz que hay entre ellos.


2.Instala paneles solares


Los paneles solares son una alternativa para reducir la huella de carbono de tu hogar y ahorrar en gastos energéticos.


Los paneles solares son módulos que usan la energía proveniente de la radiación solar, compuestos de celdas que tienen la capacidad de convertir la luz en electricidad, a través de un proceso fotovoltaico[1].


Se utilizan en parques solares de gran envergadura, en instalaciones de hogar y vehículos solares. Su costo se ha venido reduciendo considerablemente desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales.


Además, a partir de la resolución CREG 030, si tienes un panel solar (¡o más!) instalados en tu casa, ¡puedes conectarte a la red de energía y vender el excedente! ¿Así cómo no animarse?


3. Establece un consumo responsable de servicios públicos

Como vivimos en un entorno limitado, es vital que hagamos un uso responsable de los recursos que tenemos disponibles. Algunas recomendaciones para el uso racional de la energía son las siguientes:


  • En lo posible usa el microondas en vez de horno convencional, ya que supone un ahorro de entre el 60 y el 70% de energía, siempre y cuando sea un modelo con etiquetado energético A.

  • La nevera es uno de los electrodomésticos que más energía consume. Es conveniente ubicarla de forma adecuada evitando lugares donde le dé mucho sol, además de descongelarla periódicamente para evitar que se formen capas de hielo y mantener la temperatura del termostato en 5 grados para la congelación y 18 para la refrigeración.

  • Las lámparas CFL y LED ahorran importantes cantidades de energía, comparadas con las formas de iluminación convencional, además de tener más durabilidad que las lámparas tradicionales.

  • Si en tu casa tienes la necesidad de utilizar aire acondicionado, una mejor alternativa es ubicar ventiladores en el techo. Dependiendo del modelo, pueden tener la misma eficacia que las máquinas de aire acondicionado.

  • Mantén los electrodomésticos y las luces apagadas cuando no las estés utilizando.

  • Utiliza pilas recargables en vez de desechables. Son más caras al principio, pero puedes recargarlas entre 1000 y 5000 veces.

  • Programa ciclos cortos de lavado en la lavadora y utiliza agua fría o templada en vez de caliente (encogerás menos la ropa y ahorrarás energía).

Si tienes cocina de gas aprovecha al máximo el calor, procurando que los recipientes sean un poco más grandes que las zonas de cocción empleadas, para no desperdiciar la llama.

Con relación al consumo de agua, utilízala fría -en lo posible- y evita el despilfarro de los grifos abiertos sin necesidad. Por ejemplo: cuando te afeites o te cepillas los dientes.


4. Plantas y Espacios Verdes


Siembra árboles cerca a tu vivienda, ellos absorben dióxido de carbono, un gas que en gran medida es responsable del calentamiento global. Por su parte, las plantas a través de la fotosíntesis emiten oxígeno, fundamental para vivir en un ambiente saludable (no te olvides de regarlas, ellas también son seres vivos).


5. Consumo de alimentos saludables


Crea una huerta en donde puedas cultivar tus propios vegetales; libres de sustancias químicas y pesticidas, que te permitan alimentarte de forma sana, ahorrar dinero y decorar tu hogar.


6. Separa y Clasifica la Basura


Ubica dos canecas de basura: una para los desechos orgánicos (restos de comida) y otro para los inorgánicos (plásticos o papel). ¡No te imaginas en cuanto ayudas al manejo adecuado de residuos cuando haces esto!


Si no deseas tirar todos los desechos orgánicos de tu cocina, una alternativa es usarlos como abono para las plantas ubicadas en el exterior. Los desechos inorgánicos como las botellas de plástico y las tapas, puedes venderlos en un centro de reciclaje.


Además, los centros comerciales ahora cuentan con sitios donde podrás dejar tus electrodomésticos dañados o tu luminaria vencida (estos objetos tienen una multitud de materiales que pueden aprovecharse, por lo que no los dejes ir a los rellenos sanitarios).


Cuidar el planeta desde casa es contribuir a la preservación y protección del medio ambiente y la conservación de la Tierra. Ella es tu hogar. ¡Cuídala!



[1] https://www.homify.com.ar/libros_de_ideas/490687/elementos-fundamentales-de-una-vivienda-sostenible

46 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle