• ClaudiaGaray

Cómo energizar tu casa de forma positiva


Imagen tomada de:https://www.nuevamujer.com

Si cuidas tu casa o tu morada, ella cuidará de ti. Esta frase resume el propósito del Feng Shui, un sistema filosófico chino que desde tiempos remotos estudia el flujo de la energía de los lugares que habitamos, para encontrar el equilibrio y la armonía. Muchas veces elegimos una casa o la decoramos siguiendo solo nuestro gusto, pero no nos detenemos a analizar cómo la distribución de los espacios, el mobiliario y la decoración, son vitales para hacer que nuestro hogar sea un espacio que propicie el bienestar, o por el contrario, el estancamiento y las energías negativas.


Feng Shui traduce: Viento y Agua y se refiere al movimiento del Chi o flujo vital de energía que forma parte de todo y todos y, cuya circulación propicia la salud, la prosperidad y una vida armoniosa.



El flujo del Chi se modifica según la disposición del espacio y la orientación de los objetos, ya que cada punto cardinal emana una energía determinada. En tal sentido, la decoración del hogar es fundamental, puesto que puede modificarse para aprovechar al máximo el flujo de la energía universal. “Según el Feng Shui, el hogar es el templo donde se recargan energías, por lo cual es vital que se encuentre perfectamente equilibrado”[1].


Imagen tomada de: https://laverdadnoticias.com

Para el Feng Shui una casa tiene tres puntos clave: la entrada, la cocina y los dormitorios. En estos tres ambientes se resuelve el 90% del Feng Shui.


La entrada define la calidad de la energía que ingresa al hogar. La configuración de la cocina influye sobre la calidad de energía que reciben los alimentos y la prosperidad de la familia en general. El dormitorio, es vital para la recuperación, la salud y los vínculos afectivos.

Teniendo en cuenta que la distribución de los espacios y los objetos en el hogar es decisiva para dar vía libre al bienestar, a continuación te presentamos algunas recomendaciones para energizar tu casa de forma positiva.

1. Has que tu entrada te de la bienvenida


Imagen tomada de: https://www.bioguia.com

La puerta es la boca del Chi y es el primer lugar que debemos armonizar siguiendo los principios del Feng Shui.


Ubica cerca de la entrada flores, fotos familiares o cualquier otra cosa que sientas que te da la bienvenida cuando llegas.


Refuerza la sensación de bienvenida estimulando todos los sentidos. Además de la luz y el color, usa una textura diferente en el piso (por ejemplo, un tapete de un tejido especial) y agrega un aroma especial: el incienso, la mirra, el romero o la lavanda renuevan la energía.

Los colores derivados del naranja, por ejemplo, el durazno y salmón, son recomendables para la entrada. También el amarillo, si en ese espacio hay poca luz natural.

Iluminar muy bien la entrada es importante. En espacios sombríos no se puede atraer la energía Chi.


2. Que tu habitación sea un espacio para el descanso


Imagen tomada de: http://getsecondlunch.com

“Para el Feng Shui, el dormitorio es el ambiente más importante de la casa, pues durante el sueño somos más vulnerables a las energías del entorno”[2].

La cabecera de la cama debe tener detrás de ella una pared sin ventanas o puertas, con el fin de generar una energía adecuada para el descanso. Esa pared debe ser la más alejada de la puerta de entrada.


que la cama esté alineada con alguna puerta. Las puertas aceleran el flujo del Chi y desde el punto de vista del Feng Shui, una puerta alineada con la cama hace que su energía sea inestable y perturba el descanso y la intimidad.


No es recomendable ubicar en el dormitorio, que es el lugar de descanso, computadoras, televisores ni equipos de sonido.


3. La Cocina: un espacio para armonizar el agua y el fuego



Imagen tomada de: https://www.bioguia.com

Al cocinar, se transmite la energía Chi a los alimentos, por tal motivo el Feng Shui de la cocina puede influir sobre el bienestar y la prosperidad de los habitantes de la casa.


De los cinco elementos del Feng Shui (fuego, tierra, metal, agua y madera), en la cocina siempre están presentes el agua y el fuego. El agua (lavaplatos) enfrentada directamente al fuego (estufa) se considera como un factor negativo en la cocina, también si se encuentran a menos de 60 cm uno de otro. La relación negativa entre el agua y el fuego puede influir en la relación de pareja y puede armonizarse con un elemento como la madera.

El color que corresponde a la madera es el verde, por eso este color es muy apropiado para la cocina.


Imagen tomada de: http://www.fengshui-mundo.com

Si no te gusta el verde para la cocina, el amarillo o los colores crudos y naturales también son una buena alternativa.

4. Mantener el Orden