• ClaudiaGaray

Construir un Huerto en Casa: una apuesta saludable, colorida y sostenible




Si dentro de tus planes y los de tu familia están el incorporar estilos de vida saludables y darle un aire natural a tu hogar, una de las mejores opciones es realizar uno o varios huertos caseros, dependiendo del espacio con el que cuentes.


Tener un huerto en tu vivienda es fomentar la salud. Al cultivar tus propias verduras o aromáticas y llevar a tu mesa el fruto de las plantas que has cuidado, estás alimentándote con productos naturales, sanos, nutritivos y ecológicos, que no han requerido el uso de químicos y fertilizantes. Además, dependiendo del espacio y la manera en la que dispongas tus cultivos caseros, puedes darle a tu hogar un toque natural y colorido.

¿Qué debes tener en cuenta para iniciar un huerto en casa?

Antes de instalar tu huerto debes tener claro el espacio que vas a darle dentro de la casa. Para ello es recomendable tener en cuenta los siguientes aspectos:


  • El lugar que dispongas debe ser soleado y contar con luz natural el máximo de horas posibles al día, de manera que las plantas reciban la cantidad necesaria de luz para alimentarse y crecer.

  • En lo posible ubícalo cerca de una toma de agua para el riego.

  • El suelo donde lo ubiques debe tener un buen sistema de drenaje, que canalice el agua que sobra hacia un desagüe o salida.

  • Si vas a instalar el huerto en un espacio interior, se puede compensar la falta de desagüe, ubicando bandejas que recojan el agua de riego que sobra.

  • Dependiendo del espacio, puedes instalar dos tipos de huerto:

Horizontal: con materas ubicadas una al lado de otra, como si se tratara de plantas ornamentales o flores.


Vertical: en distintos pisos. Con esta modalidad de huerto, además de ahorrar espacio, te permitirá trabajarlo con mayor comodidad.


Otros aspectos a considerar:


  • Si decides cultivar el huerto en materas, ten en cuenta que éstas deben tener entre 7 y 15 centímetros de profundidad para favorecer el correcto crecimiento de las plantas.

  • Es recomendable que plantes y riegues los cultivos por la mañana temprano o en la noche, evitando las horas de sol más fuertes.

  • Combina distintos tipos de plantas: aromáticas, flores, hortalizas y verduras. Algunas de ellas son repelentes naturales de plagas y hongos, con lo cual evitas que dañen tu huerto.

  • Si eres principiante, es aconsejable que inicies tu huerto con plantas que tengan un ciclo de crecimiento corto. Por ejemplo: cebollas o lechugas. De igual manera aromáticas como el romero, el orégano, la menta, el cilantro y el perejil. De esta manera tendrás una primera experiencia satisfactoria.

  • Busca información específica de cada planta, para asegurar el éxito de tu huerto.

  • Crea tus propios planteles. Para que tus semillas crezcan, puedes usar cajas de huevos vacías, con un poco de papel húmedo o tierra esponjosa y posteriormente trasplantarlas a su lugar definitivo.

  • La tierra que más le conviene a un huerto urbano es la que se encuentra en un campo labrado.

Construye tu huerto con materiales reciclados

No compres materiales que no sean imprescindibles. Ten en cuenta que la vida crece en los rincones más extraños, si encuentra las condiciones necesarias para hacerlo. “Puedes dar nuevos usos a cualquier objeto que tengas guardado en casa sin utilizar o medio abandonado[1]”.

A continuación te presentamos tres sugerencias para que construyas tu huerto sobre materiales reciclados.


  1. Utiliza cajoneras y armarios viejos, rotos o en desuso que te pueden servir de plataforma para construir un huerto urbano vertical. Si los materiales son de madera debes forrar los cajones con bolsas de plástico antes de introducir la tierra. Procura guardar distancia entre cada uno para que penetre la luz.



2. Puedes construir materas con garrafas y botellas de plástico vacías.


3. Si tienes algún farol al que desees darle un nuevo uso, éste te puede servir como

soporte para plantar algunas de las plantas de tu huerto.


Después de poner en práctica algunas de estas ideas solo debes rellenar de tierra las materas, los cajones o los faroles que hayas elegido y plantar las semillas.

Ventajas de armar un huerto en casa

Las contribuciones que obtienes al construir un huerto en tu hogar son varias:

  1. Fomentas el consumo responsable. No necesitas ir a las grandes plataformas, supermercados, locales o tiendas en donde hay productos elaborados sin medidas cuidadosas con el medio ambiente. Lo que cultivas en tu huerto es para tu consumo y el de tu familia.

  2. Se comprenden mejor los ciclos y dinámicas naturales.

  3. Proporciona alimentos sanos, nutritivos y ecológicos.

  4. Reduce los niveles de estrés y ansiedad. Hacer un huerto es reconectar con la naturaleza e invertir el tiempo de forma saludable.


Una vez finalices la construcción de tu huerto, verás que, adicional al hecho de darle a tu vida y a la de tu familia una dosis de salud y alimentación sana; tu casa contará con un pequeño oasis de olores, sabores y colores.



[1] https://blog.oxfamintermon.org/como-hacer-un-huerto-en-casa-con-poco-espacio

372 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle