• Constructora Ormiga

¡Reconéctese con la naturaleza!

Actualizado: 26 de jul de 2018


Pozo El Clavel - Acacías, Meta


Vivir en la ciudad puede ser una práctica grata y cómoda; tener cientos de supermercados y centros comerciales a la vuelta de la esquina hace que conseguir lo que se necesite (o se quiera) sea pan comido, sin contar con un mayor acceso al trabajo, al sistema de salud y, por supuesto, la vida nocturna.


Sin embargo, esta experiencia también puede ser una situación muy estresante. A nadie que viva en áreas metropolitanas le es ajeno el trancón, el ruido y la contaminación. En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas; no obstante, numerosos estudios han demostrado que vivir en ciudades tiene un efecto negativo sobre la salud mental: los trastornos del humor y ansiedad son más prevalentes en los habitantes de las ciudades y, la incidencia de desórdenes mentales, tales como la esquizofrenia, es mayor en las personas nacidas y criadas en urbes, en comparación con quienes habitan en zonas rurales [1].


Investigadores en los Estados Unidos y otros lugares también han encontrado que la exposición a la naturaleza ofrece una variedad de efectos beneficiosos a los “habitantes de la ciudad”, desde mejorar el estado de ánimo y la memoria, hasta aliviar el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) en los niños [2].


En este artículo le presentamos 6 razones por las que la ciencia respalda su decisión de hacer un cambio en su rutina, tomarse esas vacaciones por las que tanto ha trabajado, respirar nuevos aires... ¡e irse a un sitio recóndito donde pueda reconectarse con la naturaleza!



1. Mayor concentración para llevar a cabo tareas cognitivas


Los ambientes naturales, intrínsecamente ricos en estímulos fascinantes, invocan la atención involuntaria, que a su vez, permite la contemplación y la recuperación de los recursos cognitivos agotados [7], lo que facilita la restauración de la capacidad cognitiva y una mayor concentración.


2. Reduce los niveles de irritabilidad, estrés y agresividad


Mathew White, coautor de un estudio publicado en la revista “Ciencia ambiental y tecnología”, menciona que “hay evidencia científica de que personas que viven en contacto con áreas verdes presentan menores niveles de estrés y, cuando no se está estresado, es posible tomar decisiones más sensatas y  comunicarse mejor” [5].


3. Menos depresión y ansiedad


La depresión es el desorden mental más común que ocurre en personas de todas las edades alrededor del mundo [7]; además de ser considerada como una de las principales causas de discapacidad en el mundo y está asociada con un gran sufrimiento personal, costos económicos significativos y problemas sociales, entre otros.


Hay evidencia considerable de los efectos reconstituyentes del paisaje natural asociados con un menor riesgo de aflicción psicológica, síntomas depresivos, ansiedad clínica y el hecho de que las personas que están expuestas a entornos con plantas, o que tienen alguna interacción con ambientes naturales, en lugar de ambientes construidos, tienen niveles más bajos de emociones negativas y muestran un mayor optimismo en general [9].


4. Más bienestar, menos medicamentos


Según la Organización Mundial de la Salud [4], un contacto frecuente con espacios naturales promueve el buen funcionamiento del sistema inmune, un mejor estado físico, una reducción en los índices de obesidad y disminuye el insomnio.




5. Permite una reconexión personal y social


Numerosos estudios han concluido que tener áreas naturales circundantes se traduce en una mayor conexión social, pues estas zonas pueden atraer a los residentes a los espacios cercanos a sus hogares, promover oportunidades de contacto social y aumentar la vigilancia informal, lo que puede reducir la delincuencia [10]. Asimismo, existe un efecto benéfico claro de las relaciones sociales sobre la salud y el bienestar general [4].


Durante siglos se ha reconocido que el contacto con la naturaleza puede ser reparador y la evidencia de los beneficios para la salud mental al tener contacto con la naturaleza está bien documentada [4].


6. ¡Reduce la mortalidad!


Si ninguna de las anteriores razones lo ha convencido, varios estudios han vinculado el acceso a zonas verdes con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes tipo II y una reducción general de la mortalidad.


Los ambientes naturales brindan momentos de paz que generan bienestar, plenitud y libertad. Beneficios que se pueden disfrutar en Acacías, sintiendo en el alma la buena ventura y el brío llaneros ¿Qué espera para cambiar de aires y disfrutar de todos los beneficios que la naturaleza tiene para usted? ¿Quién sabe? ¡Hasta de pronto consigue un sitio donde le gustaría quedarse!


Referencias:

[1] http://rdcu.be/Gjfe

[2]https://www.theguardian.com/cities/2014/feb/25/city-stress-mental-health-rural-kind

[3] https://doi.org/10.1289/EHP1663

[4] http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0005/321971/Urban-green-spaces-and-health-review-evidence.pdf?ua=1

[5] http://www.bbc.com/news/science-environment-25682368

[6] http://www.nature.com.ezproxy.uniandes.edu.co:8080/articles/nature10190#methods-summary

[7] http://environmentalscience.oxfordre.com/view/10.1093/acrefore/9780199389414.001.0001/acrefore-9780199389414-e-93

[8] http://www.sciencemag.org.ezproxy.uniandes.edu.co:8080/news/2011/06/mental-hazards-city-living

[9] https://doi.org/10.1016/j.envres.2017.06.030

[10] https://doi.org/10.1016/j.jenvp.2013.11.003

16 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle