• Constructora Ormiga

Cómo fomentar el Bienestar en el Hogar a través del Diseño de Interiores


Durante el último año y medio el aumento en el tiempo que hemos pasado en casa, ha hecho que el interior del hogar sea el protagonista. Como consecuencia de esta circunstancia, arquitectos y diseñadores son más conscientes de la responsabilidad que tiene el bienestar en el diseño de interiores, incluso, la ayuda que éste puede generar en la prevención de enfermedades.



Para algunos especialistas en diseño de interiores y arquitectos, es importante para el diseño de un proyecto o la re-adecuación de un espacio, tener en cuenta aspectos que involucren la salud y el bienestar de quienes habitarán en él.


  • Salud física. Un espacio con una mala configuración podría provocar padecimientos graves como cáncer de piel, insomnio o dolores de cabeza.


  • Salud mental. El espacio tiene una relación directamente proporcional con la mente del usuario, ya que el lugar que habita genera emociones, sensaciones y comportamientos que pueden ser positivos o negativos.


Por ejemplo, en los hogares en los que habitan muchas personas y en donde los muebles son seleccionados únicamente por su funcionalidad y no teniendo en cuenta su valor estético, el humor de quienes viven en ese espacio puede alterarse y generar malestar entre las personas que allí viven.



  • Configuración del espacio. Es fundamental percibir cómo van a vivir las personas al interior del hogar y no sólo tener en cuenta su apariencia. La interacción de las personas con un objeto esencial como por ejemplo un inmobiliario, producirá una experiencia que con el tiempo se volverá un recuerdo.

Un diseño de interior que potencia la salud


Desde el año pasado un nuevo concepto de diseño ha aparecido en el radar: se trata del Diseño Biofílico, que busca integrar la naturaleza con el edificio construido, como una forma de aportar a la salud y al ecosistema. Los especialistas en diseño interior y arquitectónico que trabajan con este segmento, buscan darle a los espacios más luz natural, más verde e incorporar plantas en la decoración. La luz natural, en particular, ayuda a mantener los ritmos cardiacos estables, lo que a su vez reduce el estrés.


Asimismo, la buena calidad del aire (las plantas de interior y tener las ventanas abiertas pueden ayudar a mejorar) contribuye a reducir las enfermedades respiratorias, el asma y las alergias.



El hogar está donde está el corazón


Uno de los consejos para iniciar una decoración de interiores que fomente el bienestar, es identificar el propósito emocional del espacio. No tiene que estar de moda, ni tiene que ser perfecto. La mejor tendencia es la que a cada uno lo lleve a sentirse feliz y verse reflejado a través de los espacios. Identificar por ejemplo, pensamientos o momentos memorables que permitan a través de los objetos, colores, texturas y el diseño, que las personas se identifiquen con el espacio y cumplir con el propósito emocional para el cual se tiene.


Si el diseño o el cambio al interior del hogar está dirigido hacia los colores, recuerda que dependiendo del tono a elegir, éste puede afectar los estados de ánimo y comportamientos. Según el objetivo emocional que se desee obtener con la decoración interior, ten en cuenta que por ejemplo, tonos como el azul conducen a la calma, el rojo aumenta la pasión y la energía, el naranja la autoestima, el amarillo ayuda a mantener la mente despejada y alerta, y el rosa disminuye los sentimientos de ira e irritación.


Al final de cuentas será la propia creatividad y el corazón los que guiarán la transformación de un espacio que ayude a crear y mantener un estado de bienestar, un factor fundamental para estos tiempos en los que ser y estar saludable es casi una necesidad.

23 vistas0 comentarios