• Constructora Ormiga

Jóvenes, motor de la Economía en el sector de la Construcción


Independizarse y tener casa propia es el proyecto de vida de muchos colombianos, especialmente de las personas jóvenes. Sin embargo, estos planes pueden verse afectados por el incremento en el costo que están teniendo las viviendas y una disminución del poder adquisitivo de los interesados en comprar un inmueble en el país.


Según Home Capital, Outlet Digital de Vivienda, “el poder adquisitivo ha caído un 20,3 % en comparación a la capacidad de compra que se tenía hace dos años. Además, se ha reducido el tamaño promedio de los inmuebles en un 35 %, pasando de 75 metros cuadrados en 2017, a 50 metros cuadrados actualmente, mientras que los precios por metro cuadrado se han incrementado en 7,96 %[1].


Con relación a los compradores de vivienda, Home Capital afirma que en Colombia un 37% tiene edades entre 25 y 45 años y un porcentaje igual representan los colombianos entre 36 y 46 años. Las propiedades vendidas a estas generaciones se encuentran en un valor promedio de $241 millones con un metraje entre 60 y 65 metros cuadrados. Así mismo, el 92 % obtuvo un plan de financiamiento como créditos hipotecarios, leasing habitacional, entre otros.


Adicionalmente el Outlet Digital de Vivienda afirma que el 11 % de los compradores de vivienda en el país son menores de 25 años, lo que significa que los centennials se están interesando en tener casa propia. Una población que en su mayoría, está iniciando en el mundo laboral y cuenta con menor poder adquisitivo frente a otras generaciones, además de un menor historial crediticio.


La central de riesgos Datacrédito, entidad que maneja la información crediticia de los colombianos, informó que en el primer semestre del 2021 la solicitud de préstamos de vivienda por parte de la población juvenil creció 81%, frente al mismo lapso de 2019.


En contraste con otras generaciones, los jóvenes de hoy en día ven en la compra de vivienda una importante posibilidad para invertir, que a futuro les generará rentabilidad. Por ejemplo para Juan, un joven mercadólogo de 26 años que devenga 2 salarios mínimos mensuales legales vigentes, quien fue mencionado en una publicación del diario El País de Cali[2], la compra de vivienda es una de las inversiones más seguras que hay, porque es un activo de alta valorización que no sólo le permitirá hacer crecer su dinero, sino también apostarle a algo seguro, que no pone en riesgo su capital.


Para otros jóvenes esta inversión significa una meta personal que persigue el objetivo de independizarse y empezar a construir su propio capital.


En este orden de ideas, el estudio Panorama Inmobiliario Latam 2020, comenta que para el público joven la vivienda compartida, también conocida como co-living, es una tendencia al alza para estas generaciones.

Los jóvenes están moviendo la economía del país, sobre todo la del sector de la construcción. De acuerdo con datos del Fondo Nacional del Ahorro, (FNA) Valle del Cauca, Santander, Cundinamarca, Bogotá y Atlántico son los cinco departamentos donde más compran vivienda nueva los jóvenes.


Aunque los costos de vivienda estén aumentando y el poder adquisitivo de algunas personas se vea reducido, la economía del sector de la construcción está siendo dinamizada gracias a la población joven que cada vez está más interesada en adquirir vivienda propia.

 

[1]https://www.semana.com/economia/macroeconomia/articulo/los-millennials-y-centennials-lideran-en-la-compra-de-vivienda-en-colombia/202243/

[2] https://www.elpais.com.co/economia/por-que-los-jovenes-le-apuestan-cada-vez-mas-a-comprar-vivienda-estas-son-las-razones.html

3 visualizaciones0 comentarios