top of page
  • Foto del escritorConstructora Ormiga

Consejos para el pago de la Cuota inicial de Vivienda


Durante los últimos meses el sector de vivienda en Colombia se ha caracterizado porque sus precios han aumentado progresivamente, al igual que el alza en las tasas de interés, situación que ha frenado la adquisición de créditos hipotecarios. Sin embargo, puede que pese a esta situación, igual estés interesado en adquirir vivienda nueva. De ser así, te dejamos algunas recomendaciones a tener en cuenta.


Una de las formas más habituales para la adquisición de una vivienda nueva es mediante un crédito hipotecario. Para obtenerlo, es fundamental determinar la capacidad de pago que tiene la persona, para la cual es esencial contar con la suma de la cuota inicial que exija la entidad financiera, con el fin de demostrar que sí hay capacidad de pago y que se puede cumplir con los plazos estipulados.


Debes tener en cuenta que la entidad financiera no te prestará el 100 % del valor de la vivienda. Para el pago de la cuota inicial debes contar con el 30 % del valor del inmueble. Los bancos pueden otorgarte créditos hasta por el 70 % restante (un 80% para Viviendas de Interés Social- VIS).


¿Cómo calcular el monto disponible para el pago de la cuota inicial?


Suma los ingresos estables de las personas o del grupo familiar interesados en la compra de la nueva vivienda. Si hay ingresos que en cualquier momento se pueden detener (por ejemplo, comisiones de ventas), es mejor no tenerlos en cuenta por lo menos en su totalidad, para tener mayor seguridad.


Si la suma de esos ingresos es inferior a cuatro salarios mínimos, puedes solicitar el Subsidio Familiar de Vivienda.


Ten en cuenta que el principal componente de la cuota inicial son los ahorros que puedas utilizar pronto: cesantías, primas e incluso, lo que puedas obtener por vender bienes como un carro o un lote.


Para este pago es recomendable contar con una buena cantidad ahorrada, ya que también deben contemplarse el costo de “avalúos, gastos notariales, gestión de certificados y la inscripción en el registro público de la propiedad”[1]. Si no dispones de dinero para cubrir estos gastos debes descontarlos del recurso disponible. Ante esta circunstancia debes tener en cuenta que tendrás menos plata para el pago de la cuota inicial.


Es recomendable ahorrar con tiempo para tener la mayor cantidad de recursos, ya que la cuota inicial representa una suma importante de dinero.


Recomendaciones a la hora solicitar el crédito y pagar la cuota inicial


  • Si la suma que pagas al inicio es mayor, las mensualidades del crédito serán más bajas.

  • Mientras más dinero dejes como cuota inicial, menor será la cantidad que tendrás que solicitar al banco o entidad financiera.

  • Como todo préstamo implica un pago de intereses, si pides una menor suma pagarás menos a lo largo de los años. De esta manera mantendrás tu capacidad crediticia y podrás solicitar un nuevo financiamiento si lo necesitas.

  • Recuerda que lo recomendable es que la carga financiera sea menor a un 30 % de los ingresos mensuales.


Si tienes la posibilidad de iniciar el proceso de compra de una vivienda, ten en cuenta las recomendaciones mencionadas para que, con el paso del tiempo, no tengas dificultades con la entidad financiera al momento de pagar las deudas adquiridas.


Ten presente que un buen comportamiento de pago te abre nuevas y mejores posibilidades financieras a futuro.

 
94 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page