• Constructora Ormiga

En China se puede pagar la cuota inicial de una vivienda con alimentos



El mercado inmobiliario chino se ha visto afectado por la ralentización de la economía y la crisis de la deuda, precipitada en gran parte por la prohibición gubernamental de que los constructores acepten depósitos antes de iniciar un proyecto.


La desesperación del sector inmobiliario chino por recuperar el status de peso pesado de la economía del país oriental ha llevado a algunos promotores a aceptar productos de huertas como parte de pago para la cuota inicial de una vivienda.


“Las cifras oficiales de mayo indican que las ventas de propiedades residenciales en China cayeron un 41,7% respecto al año anterior[1].


Ante esta situación, algunos promotores inmobiliarios del país asiático comenzaron a aceptar que agricultores paguen por viviendas con sandías, duraznos y otros productos agrícolas, en un intento de atraer a compradores desalentados por la caída del mercado inmobiliario.




El golpe asestado por la pandemia al sector de la vivienda hizo que fracasara con sus previsiones de crecimiento y la solución, afirma el portal el economista[2], no parece llegar. Dada esta coyuntura, varias promotoras han anunciado que permitirían a los compradores, especialmente a los agricultores, hacer el pago inicial de su nuevo inmueble con productos agrícolas: desde ajos, sandías, hasta melocotones.


El primer promotor en implementar esta estrategia fue en la ciudad oriental de Nanjing, que aceptó camiones de sandías por valor de hasta 100.000 yuanes como pago inicial de la cuota inicial de la vivienda a los agricultores locales. En la ciudad de Wuxi, otro promotor aceptó duraznos como medio de pago.




Los compradores de viviendas del condado de Qi, una importante región productora de ajo en la provincia central China de Henan, pudieron canjear sus productos a un precio tres veces superior al del mercado, para cancelar parte del pago inicial de una vivienda.


Esta promoción hecha por la inmobiliaria Central China Management es la que más repercusión ha tenido. Realizó una campaña de 16 días en la que aceptó el ajo como parte de pago para aquellos que compraran una vivienda en el condado de Qi. La promoción valoró medio kilo de ajos en cinco yuanes chinos, tres veces su precio en el mercado, y de esta manera cerró la compra de 30 viviendas.


En la ciudad de Wuxi, por ejemplo, se estableció el límite de pago con alimentos en algo más de 28.000 dólares. En Nanjing, un promotor dijo que aceptaba hasta 5.000 kg de sandía de los agricultores, valorándolas por encima de su precio en el mercado.



A pesar de estas atípicas estrategias y campañas del sector inmobiliario chino, la venta de viviendas en este país acumula 11 meses consecutivos de fuertes caídas y la deuda obtenida es mayor al Producto Interno Bruto (PIB) de Japón. Sin duda es una idea singular, pero al parecer, poco efectiva a la hora de frenar la caída de este sector en China.


¿Qué piensas de las medidas, un tanto desesperadas, del gigante asiático? ¿Pagarías tu vivienda de esta manera?

 

[1] https://www.pulzo.com/mundo/china-permite-pagar-viviendas-con-productos-agricolas-ante-caida-ventas-PP1603230A [2] https://www.eleconomista.es/vivienda-inmobiliario/noticias/11855087/07/22/La-medida-desesperada-del-inmobiliario-chino-aceptar-alimentos-como-parte-de-la-entrada-de-una-vivienda.html

5 visualizaciones0 comentarios