• Constructora Ormiga

Reducción de los hogares colombianos, determinante en la evolución del sector Vivienda


Un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y La Haus, denominado: “Vivienda, reto en América Latina”, determinó que para el año 2042 la densidad familiar de Colombia será de 2,6 personas por hogar, teniendo en cuenta los cambios demográficos que ha experimentado el país en los últimos años y la demanda futura de vivienda.


La proyección realizada en este Estudio determina que los hogares se reducirán en un 13%, ya que el promedio actual en Colombia es de tres integrantes por unidad residencial, con base en el cálculo de todos los estratos socioeconómicos. Esta situación repercutirá en el comportamiento de la demanda de vivienda futura y los requerimientos en tamaño, espacio y diseño por parte de los compradores. [1]


El pronóstico de este estudio tiene una alta probabilidad, ya que las tendencias de vivienda en Colombia así lo demuestran: en el año 2005 las viviendas unipersonales representaban el 11% del total de unidades habitacionales del país. Para el 2018 esta proporción aumentó a un 18%.


“Durante ese mismo periodo de tiempo, los hogares de dos personas pasaron de 15,1% a 21,7%; los de tres personas, de 19,8% a 23,2%; los de cuatro integrantes, de 20,5% a 19,5%; y los de cinco, de 33,2% a 16,8%.”[2]


El profesor asociado del Laboratorio de Economía Urbana del MIT, Albert Saiz, y coautor del estudio, mencionó que en los últimos 60 años Colombia pasó de tener 16 millones a 50 millones de habitantes. Pese a esta curva creciente, las tasas de fecundidad y natalidad han disminuido desde el 2010, situación que se empieza a evidenciar en el nivel del crecimiento demográfico actual y en las proyecciones futuras.


Pese a que el pronóstico de crecimiento demográfico nacional muestre una tendencia decreciente para el 2042; las tasas de crecimiento poblacional en las ciudades principales prevén una curva relativamente estable y continua. Esto obedece en parte, a que el incremento previsto de la oferta de vivienda en las grandes ciudades podría generar un crecimiento demográfico dentro de las principales urbes del país.


No obstante, “las grandes áreas metropolitanas tendrán problemas en las siguientes décadas para efectuar la construcción de nuevas edificaciones, especialmente en Bogotá, pues la cantidad de terreno urbanizable disponible y los planes de ordenamiento no responderán a las necesidades de demanda de unidades habitacionales, tanto actual como futura.”[3]



Vivienda, reto en América Latina”, enuncia que Colombia sigue la tendencia mundial de envejecimiento de la población. Al realizar una comparación del año 2005 con el 2022, el grupo poblacional de 0 a 14 años pasó de 30,7% a 22,6%. Por el contrario, el grupo de habitantes comprendido entre 15 y 64 años aumentó de 63% a 68,2%, mientras que la proporción de personas mayores a 65 representó el 9,1% de la población, un incremento de 2,8 puntos porcentuales frente al inicio de siglo.


Para cerrar la brecha de vivienda existente frente a la necesaria, el Estudio dice que Colombia tiene la responsabilidad de construir 400.000 unidades anuales. Este aspecto, junto con la disminución del crecimiento demográfico durante el periodo de estudio, son fundamentales para la planificación de vivienda en el futuro, ya que la construcción de nuevas edificaciones residenciales determinará la evolución del sector. Asimismo, las constructoras deben tener estas ideas en cuenta, para realizar proyectos que se adecúen a las necesidades de la población.

 

[1] https://www.portafolio.co/mis-finanzas/vivienda/densidad-familiar-pasara-de-3-a-2-6-personas-por-hogar-del-2022-a-2042-571620

[2] Ibid

[3] Ibid

7 visualizaciones0 comentarios