• Constructora Ormiga

La nueva propuesta de Storylines para quienes desean vivir sobre las olas


¿Alguna vez has pensado vivir en altamar? Gracias a ‘Storylines’, una comunidad residencial en el mar que se lanzará en el año 2024, esta idea ya no será tan descabellada como suena. Storylines ofrece viviendas a largo plazo o permanentes para vivir en su línea de cruceros de lujo, las cuales prometen ser más asequibles económicamente que otro tipo de naves.


Las 547 viviendas de Strylines, que se dividen entre una o cuatro habitaciones, tienen un precio entre 400 mil hasta 8 millones de dólares - entre 1.500 millones de pesos hasta 30 mil millones de pesos-. Dentro de estos valores se incluye la posibilidad de alquilar cuartos por periodos de entre 12 a 24 años dentro del navío.


Según Alister Punton, fundador y director ejecutivo de la compañía, para finales del año 2022 las viviendas podrían estar totalmente vendidas.


Las habitaciones cuentan con lo necesario para que las personas no se sientan encerradas en un mismo espacio. Los tamaños de estás son entre 22 metros cuadrados, las más pequeñas, hasta 182 metros cuadrados las más amplias. Dependiendo del tamaño varía si tienen balcón o no, aunque la mayoría promete tenerlos, ya que de esta manera se asegura el acceso al aire libre.


El valor de las viviendas incluye entretenimiento dentro del barco. El navío cuenta con bares, restaurantes, pista de atletismo, cine, bolera, gimnasio, salón de belleza, biblioteca, teatro, simuladores de golf, entre otras novedades para asegurar la diversión entre viajes.


El barco está diseñado para que quienes vivan allá sean parte de una residencia en el mar, lo cual implica conocerse con las otras personas que están a bordo.

Para esto la embarcación cuenta con espacios específicos para trabajar, hablar y crear vínculos entre los vecinos, además de las actividades ya mencionadas, que buscan crear una mayor convivencia entre las personas.


Para Storylines, el cuidado del medio ambiente es importante: utiliza un combustible menos contaminante y tiene un sistema de limpieza que requiere menos agua. Además, cuenta con el primer mercado a bordo para cultivar productos locales de los lugares que se visitan. De esta manera reduce, e incluso, elimina los plásticos de un solo uso dentro de la nave. El objetivo del barco es no dejar un rastro negativo en el planeta.



En cuanto al itinerario, la embarcación tiene planeado recorrer todos los continentes. La ruta, los tiempos en puertos y la duración de las visitas en cada lugar, se establecerán de acuerdo con la preferencia de quienes vivan a bordo.


Esta nueva forma de vida en el mar propone una vida de lujos y sin preocupaciones para quienes disfruten el contacto permamente con el agua, tengan el dinero suficiente para hacer realidad un estilo de vida singular y tengan el deseo de pasar sus días en diferentes partes del planeta.


¿Te suena este estilo de vida?

6 visualizaciones0 comentarios