• Constructora Ormiga

Sabías que… ¿Algunos materiales que hay en tu vivienda pueden afectar tu Salud?


En los últimos años la salud ha tomado una especial relevancia y es por ello que conocer algunos materiales que hacen parte de tu vivienda y de las construcciones es muy importante. Algunos de estos materiales pueden ser perjudiciales para tu salud, la de tu familia, vecinos y la de los profesionales que trabajan en la construcción, mantenimiento y reformas.


Existen algunas construcciones que padecen el término de "síndrome del edificio enfermo", reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta expresión se utiliza para describir situaciones en las que los ocupantes de una edificación experimentan efectos agudos en la salud y la comodidad que están relacionados con el tiempo que pasan en esa instalación. Entre los síntomas más comunes se encuentran fatiga, dolores de cabeza y mareos.


Un edificio se considera enfermo cuando 1 o más de cada 5 ocupantes se quejan de problemas de salud asociados al hecho de permanecer dentro de él.


Factores de Riesgo a considerar en una Vivienda


El primer factor que entra en juego a la hora de valorar los riesgos y quizás el más importante, es la edad del edificio. Muchos de los materiales de construcciones de obra nueva no tienen nada que ver con los utilizados en otras décadas.


Otro aspecto a tener en cuenta son algunos materiales de construcción que contienen sustancias químicas que pueden provocar impactos en la salud. La liberación de sustancias químicas puede darse a través del aire, por degradación u oxidación de los materiales o por lixiviación (cuando entran en contacto con algún solvente líquido). A corto plazo pueden provocar afecciones como alergias en la piel, irritación de los ojos, irritación de la garganta y estornudos, y a largo plazo pueden incluir asma, cáncer, infertilidad, entre otros[1].


Materiales de Construcción que representan un riesgo para la Salud


Los principales y más comunes son:


Amianto


Este material se utilizó en varios frentes de la construcción civil, como cubiertas, depósitos de agua, techos, aislamiento térmico, entre muchos otros.


Su uso está prohibido en muchos países, ya que las fibras del material, al ser inhaladas, pueden causar enfermedades como mesotelioma, asbestosis y otros tipos de cáncer.


Este material sigue presente en algunas casas antiguas del mercado inmobiliario, a veces visible y en otras ocasiones oculto.


Compuestos orgánicos volátiles


Los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) son emitidos por una amplia gama de productos como pinturas y barnices, tableros de pared, azulejos, muebles, e incluso, productos de limpieza, colas y adhesivos. Son sustancias que se transforman en gas al entrar en contacto con la atmósfera y su exposición puede causar alergias en la piel, irritación en los ojos o en vías respiratorias, dolores de cabeza, dificultad para respirar y pérdida de memoria. Durante largos períodos de exposición este tipo de compuestos pueden dañar el hígado y el sistema nervioso central.


Arseniato de cobre cromado


Es un conservante de madera a base de metales, cromo, cobre y arsénico que se utiliza para impregnar piezas de madera, principalmente mediante la técnica del autoclave.


Los productos de madera tratados con Arseniato de Cobre Cromado tienen un impacto adverso sobre el medio ambiente y la salud humana, debido a la lixiviación y acumulación de estos metales (especialmente el arsénico) en el medio ambiente.


Este material puede afectar el cerebro, los pulmones, el hígado, el estómago, el bazo, los riñones y los órganos reproductivos.


Plomo


Este material fue usual en la construcción para utilizarlo en los techos, cornisas, revestimientos de tanques y conductos eléctricos. También está presente en algunas pinturas de edificios antiguos. Su uso se dio de forma continua en las tuberías de agua potable durante los años 80.


Es una sustancia tóxica acumulativa y persistente que supone un grave riesgo para la salud. Cuando se inhala o se ingiere en cantidades excesivas, puede afectar el sistema nervioso, reproductivo, la sangre, riñones, causar problemas digestivos, problemas de memoria y de concentración, dolores musculares y articulares. Es especialmente riesgoso para los niños ya que afecta su desarrollo cerebral.


Formaldehído


Es un subproducto de la combustión y otros procesos naturales. Se puede encontrar en muchos tipos de materiales de construcción, especialmente en productos compuestos de madera y materiales aislantes. Está presente, entre otras aplicaciones, en tableros aglomerados, contrachapados y MDF. Su inhalación puede causar irritación de los pulmones, en los ojos, la piel, nariz y mucosas, así como dermatitis, asma y rinitis.


Hormigón y materiales de revestimiento


Estos materiales pueden contener minerales radioactivos o ser una fuente de gas radón por encima de los límites de descomposición natural del uranio.


Por su composición, los materiales en sí no solo son agentes de riesgo para la salud. A través de su manipulación, los profesionales y propietarios también se pueden ver afectados. Por ejemplo, la fibra de vidrio es un aislante muy utilizado, pero su manejo e instalación requiere de profesionales cualificados y es importante que quede completamente sellada. La espuma de PVC es otro aislante utilizado, pero nunca debe estar en contacto con el interior por las emanaciones de volátiles y por la toxicidad de su humo en caso de incendio.


Con las pinturas y barnices ocurre lo mismo, sólo un profesional cualificado debe determinar si la composición de estos elementos son los más adecuadas para el uso que se desee darle y para su ubicación. Por ejemplo, la aplicación de pinturas sintéticas en interiores pueden contener agentes volátiles y gases de mercurio, o barnices con elementos tóxicos.

Elementos de tu Vivienda que influyen en tu Salud


La iluminación y la ventilación juegan un papel muy importante. Una vivienda debe contar con ventilación e iluminación natural suficiente para evitar la proliferación de bacterias, hongos y otros agentes nocivos; así como la acumulación de CO2 y gases tóxicos provenientes de distintas fuentes.


Al mismo tiempo la ventilación e iluminación tanto natural durante el día como artificial para la noche, deben ser bien estudiadas, pues interfieren directamente sobre la salud física y psíquica de los que viven en su interior, así como en la economía familiar o del negocio.


Una buena iluminación además de ahorrar electricidad con el aprovechamiento de la luz solar y con un buen proyecto de iluminación artificial basado en tecnología LED, previene problemas de visión, incluso de accidentes domésticos, mejora el estado de ánimo y juega un papel muy importante en el bienestar psicológico durante el tiempo que se pasa en casa o en el trabajo.


Arquitectos, constructores y profesionales implicados en proyectos de construcción, reformas y mantenimientos, juegan un papel vital. Ellos deben ser guías frente al uso de materiales, de su correcta aplicación y de que las calidades y garantías sean las adecuadas.


Si vas a comprar una casa de segunda mano y es antigua, es recomendable que incluyas en el presupuesto de compra la revisión minuciosa y la sustitución de todos los elementos que puedan perjudicar lo verdaderamente importante: la salud y la seguridad.Asegúrate también de que quienes trabajan en la construcción y reforma de tu inmueble sean profesionales cualificados y responsables con la selección y el uso de los materiales con los que vas a convivir.



El conocimiento de los riesgos potenciales de los materiales es fundamental, de manera que los responsables puedan definir la sustitución de piezas peligrosas y evitar la implentación de materiales tóxicos. En esta instancia también es importante prestar atención a los materiales con certificaciones como HPD (Declaración de Producto de Salud) y EPD (Declaración de Producto Ambiental) que presentarán listas detalladas sobre los componentes de cada uno y orientarán la elección de productos más saludables.


Tu vivienda o el inmueble en donde pasas la mayoría del tiempo y es un agente de gran influencia en tu salud y en tu bienestar. Al tener en cuenta los materiales que lo componen, puedes prevenir el surgimiento de enfermedades que, a futuro, pueden afectar tu calidad de vida y la de tu familia.


 

[1]https://www.archdaily.co/co/978072/que-materiales-de-construccion-pueden-ser-perjudiciales-para-nuestra-salud

11 visualizaciones0 comentarios