• Constructora Ormiga

Este fin de año deja que las buenas energías lleguen a tu hogar


La comodidad y plenitud que puedas sentir en casa suele estar asociada a la distribución de los espacios, la iluminación, la decoración, la limpieza y el orden, sin detenernos a pensar que uno de los factores indispensables para encontrar el equilibrio del hogar es manejar las energías que en él habitan.


Lograr que la energía en casa sea equilibrada es vital para atraer prosperidad, salud, paz y abundancia, y qué mejor que al finalizar el 2019, las vibraciones positivas en el hogar estén presentes para recibir el nuevo año con optimismo, amor, unión familiar y buenos propósitos.


La limpieza de casa y en especial de la energía que hay en ella es fundamental para purificar los espacios y elevar su vibración. La purificación energética surge cuando las personas que habitan un lugar determinado son conscientes de que la casa (o el espacio) es un ser vivo al que hay que brindarle bienestar.

¿Cuáles son las acciones básicas que debes realizar?


Para hacer una limpieza profunda es recomendable mover muebles, por lo menos un rato, con el fin de romper los campos magnéticos y hace circular la energía estancada. Aunque sean mínimos movimientos de muebles como correr un sillón y alejarlo de la pared por un día, produce una circulación diferente de energía tanto para la persona, como para el espacio.

El orden en la habitación es esencial

Ordenar y airear la habitación nos asegura una reparación nocturna óptima. Ten en cuenta que dormir es el momento de mayor entrega; por eso cuidar la habitación como un templo garantiza que las energías armónicas y protectoras habitarán ese espacio de la casa y asistirán a nuestro buen dormir.


¿Cómo potenciar las buenas energías en casa?


  • Ubica bandejas con frutas cítricas en varios lugares de la casa para ayudar a absorber las malas energías.

  • Tener un bambú ayuda a la prosperidad. Según el Feng Shui la estructura hueca de la planta beneficia la circulación de la energía.


  • Evita tener cuchillos a la vista. Es recomendable mantenerlos guardados fuera de la vista, pues son elementos negativos que cortan, atraviesan, hieren. Lo mejor es sacarlos solo cuando se va a cocinar.

  • Mantén la puerta del baño cerrada, al igual que la tapa del inodoro.

  • Ubica plantas que atraigan prosperidad como: el geranio, la hiedra rosada, palmeras y la sábila. Las plantas siempre aportan color, pero estas traerán bienestar y paz.

  • Sahumar la casa. Las limpiezas con humo son de las más importantes y completas. Se complementan muy bien con la limpieza con vinagre.


Prende los carbones dentro del sahumador (cambiarán de color) y luego agrega poco a poco la mezcla de hierbas a medida que se vayan consumiendo.


Dirígete hacia la última habitación de la casa, la que se encuentre más lejos de la puerta y comienza a pasar el humo por cada uno de los rincones, especialmente las esquinas, armarios y si es posible, cajones que hayan sido abiertos previamente. Sigue por cada habitación y pasillos, siempre de adentro hacia afuera y de derecha a izquierda.


Adicionalmente a estas recomendaciones también puedes:

  • Utilizar trozos de cuarzo para transformar, absorber, equilibrar y proyectar energía.


Ubica unas puntas de cuarzo encima o cerca del televisor y del computador para que se conviertan en receptoras de las radiaciones negativas de estos aparatos para luego transformarlas.

De vez en cuando el cuarzo necesita limpieza. Una de las maneras más habituales para limpiarlo es sumergirlo en un recipiente lleno de sal gruesa y dejarlo enterrado durante una noche. Después lo pasas por el chorro de agua fría y lo dejas secar.

  • Colgar una esfera de cristal en la ventana. Según el Feng Shui, las esferas de cristal son ideales para expandir la energía, o Chi, de forma armoniosa por todo el ambiente. La forma esférica ayuda a que la energía se redistribuya equilibrándola, tanto si fluye excesivamente rápido, como demasiado lento.


Al colocarlas cerca de la ventana, las esferas captan la luz del sol e inundan el espacio de brillos y de colores como los del arcoíris que activan la energía del lugar y a las personas.

También se pueden ubicar en otros sitios estratégicos dependiendo de las necesidades del hogar. Por ejemplo:

- Si la fachada de la casa está frente a una autopista, vías de tren, o una calle muy transitada, debes ubicar la esfera cerca de la ventana.

- Si el pasillo de la casa es largo y estrecho, una esfera de cristal ayuda a repartir bien la energía. Esto mismo ocurre si en las habitaciones hay poca luz.


La limpieza física y energética, el orden, una decoración dispuesta de acuerdo con tu gusto, el espacio y el diseño de tu hogar, son factores externos que te ayudan a que el bienestar y la prosperidad lleguen a tu vida. No obstante, ten en cuenta que el éxito deseado depende en gran medida a la decisión, constancia, disciplina, buena disposición e intención que le imprimas a tu trabajo y a tus proyectos.


Recibir fin de año con buen ánimo es una manera de agradecer las experiencias y oportunidades vividas, es tener la sensatez de revisar por qué algunas cosas no se dieron como se esperaban y tomar la decisión de llevar a cabo acciones para que en el nuevo periodo sean posibles. Es permitir que las vibraciones positivas se eleven para vivir en bienestar.


¡Ya los sabes! Una adecuada limpieza energética de tu hogar y una buena actitud ante la vida, son imprescindibles para que la plenitud y la prosperidad se arraiguen en tu vida.




159 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle