• Constructora Ormiga

¿Cuánto vale mi Casa?


Si tienes un inmueble que quieres vender, es posible que la principal pregunta que te hagas es cuál es su valor. Para saber el precio de tu casa o apartamento, es necesario que realices un avalúo comercial.


Y… ¿qué es un avalúo comercial?


“Es la estimación del precio real que tiene un inmueble en el mercado[1].

Generalmente los bancos solicitan los avalúos comerciales para tener certeza de que la financiación de la vivienda que realizarán será por el valor real.


En caso de que decidas vender tu propiedad a entidades, empresas oficiales o asociaciones, o resuelvas hipotecar tu vivienda, es importante contar con un avalúo comercial que esté firmado por un avaluador profesional, acreditado por el Registro Nacional de Avaluadores en la Sociedad Colombiana de Avaluadores o por Lonja.


Los avaluadores son las personas encargadas de realizar -valga la redundancia- los avalúos y deberán cumplir con los requisitos establecidos en la Ley 1673 del 2013, como también en sus decretos reglamentarios.


El avalúo comercial se diferencia del avalúo catastral o fiscal en que el primero solo se solicita cuando se va a vender el inmueble, mientras que el catastral es anual y es el que establece el Gobierno para la liquidación de impuestos. Su objetivo es determinar cuánto se cobrará de impuesto predial en el año y para ello se toman en cuenta la ubicación de la vivienda, los metros cuadrados de construcción y el terreno.


Una manera en la que puedes hacerte a una idea -más no la certeza- del valor comercial de tu vivienda sin la necesidad de un avaluador, es teniendo en cuenta los siguientes aspectos:


1. Haz una planilla en la que relaciones una información general de tu inmueble


  • Tipo de inmueble

  • Años de construido

  • Área

  • Estrato

  • Piso en el que queda

  • Número de baños

  • Número de parqueaderos

  • Edificio inteligente (si son oficinas)

  • Altura (bodega)

  • Número de líneas telefónicas

  • Precio de arriendo

  • Observaciones adicionales

2. Averigua por los inmuebles que estén a la venta en la misma zona. Pregunta todos los datos de tu planilla y escríbelos. Trata de conversar con algunas personas que estén vendiendo propiedades en el mismo sector y comparte con ellas puntos vista al respecto.


3. Para que tu cálculo sea lo más cercano a la realidad, en lo posible, visita al menos 20 viviendas diferentes.


4. Clasifica las propiedades y selecciona aquellas que tengan las características más parecidas a la tuya.


5. Divide el precio de cada una por su área y así obtendrás el valor por metro cuadrado.


6. Suma los precios obtenidos y divídelos por el número de propiedades usadas en el ejercicio.


7. El resultado obtenido te servirá como referencia para decidir el precio de tu inmueble.


El valor obtenido no necesariamente tiene que ser el que vayas a solicitar inicialmente. Si tu vivienda tiene servicios o arreglos adicionales de los que no gozan los inmuebles de la zona, debes tenerlos en cuenta para fijar el precio base de venta y usarlos también como argumento de negociación.


Si quieres vender tu casa o apartamento a un precio justo, es recomendable que tengas en cuenta estas recomendaciones generales o, si te parece más sencillo, solicita el servicio de un avaluador. Tu vivienda es fruto del esfuerzo tuyo y de tu familia y es por ello que al momento de comercializar tu propiedad es muy importante que le valor dispuesto sea el apropiado.


¡Asegúrate de conocer el valor de tu vivienda, así recibirás lo justo por ella!



[1] https://www.metrocuadrado.com/noticias/guia-de-compra-y-venta/cual-es-la-diferencia-entre-el-avaluo-catastral-y-el-comercial-164

107 vistas

© 2018 Constructora Ormiga SAS. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle